Cargando contenido

Se investiga si la contingencia pone en riesgo el suministro de agua potable en los municipios aledaños a la obra.

Proyecto Hidroituango
Foto: Proyecto Hidroituango

Continúa la preocupación en Hidroituango por el estado del macizo rocoso en la zona de captaciones del agua, donde un socavón está conectando de forma peligrosa los túneles 1 y 2, con entrada y salida de aire entre estas dos partes que son independientes.

Tras su hallazgo, varios expertos advierten que este socavón podría aumentar de tamaño hasta que EPM no impida por completo el flujo de agua con grandes presiones al interior de Casa de Máquinas. 

El profesor de geociencias de la Universidad Nacional y Doctor en Ingenería del Terreno de la Universidad Politécnica de Cataluña, Modesto Portilla Gamboa, dijo que los dos túneles de captación sufrieron afectaciones en el concreto especial que los separa del macizo rocoso, debido al ingreso de agua con presiones descontroladas.

Indicó que este macizo podría seguirse debilitando, aumentando de tamaño el socavón que une los conductos de las captaciones, ya que "ese hueco continuará creciendo pues el agua que va por el túnel 1 buscará salida y continuará fluyendo por la oquedad".

Agregó que "mientras fluya agua con grandes presiones continuará aumentando el tamaño del hueco, además el macizo rocoso está debilitado por el ingreso de aguas con presiones descontroladas".

Por su parte el director de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo, Eduardo González, dijo que investigan si la contingencia presentada por el socavón que afecta los túneles, podría impactar el suministro de agua potable en los municipios aledaños.

Explicó que evaluarán el posible impacto aguas abajo, de un posible incumplimiento en el caudal ecológico ante un cierre acelerado de la compuerta restante que posiblemente se haría en menos de 30 días. 

Leer más: Mil trabajadores de Hidroituango vuelven a obras bajo estricta seguridad

Para tranquilidad de los expertos, los últimos dos días han estado marcados por una ligera presencia de las lluvias en el Valle de Toledo, donde se encuentra la obra.

La principal necesidad es que el nivel del embalse suba 13 metros más para que alcance el nivel necesario para abrir el vertedero y evacuar más agua de forma segura.

Si la compuerta se cierra antes de que el vertedero pueda abrirse, el río Cauca vería mermado su caudal casi de forma extrema en municipios como Valdivia, Cáceres, Tarazá, Caucasia, El Bagre y Nechí.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido