Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Entrega de ayuda humanitaria a indígenas confinados en Dabeiba, Antioquia.
Entrega de ayuda humanitaria a indígenas confinados en Dabeiba, Antioquia.
Cortesía: Unidad para la Reparación a las Víctimas en Antioquia.

Siete comunidades indígenas, conformadas por 977 personas, se encuentran confinadas en zona rural de Dabeiba, occidente antioqueño.

Las víctimas temen movilizarse por la presencia de grupos como el ELN y el Clan del Golfo, y por el riesgo de pisar una mina antipersonal. Una misión helicoportada llevó trece toneladas de alimentos no perecederos y elementos de aseo personal a los resguardos afectados. 

El director de la Unidad para la Reparación a las Víctimas en Antioquia, Wilson Córdoba Mena, explicó que las ayudas humanitarias mitigarán el confinamiento de las comunidades emberá, hasta que regresen a sus tierras.

Lea además: Cerca de mil indígenas están confinados en Dabeiba por amenazas de grupos armados

"Esta ayuda humanitaria garantiza la seguridad alimentaria y manutención para mitigar el confinamiento en estas comunidades emberá, gracias a la gestión con un consorcio de cooperación internacional hasta que los indígenas puedan volver a labrar sus tierras”, señaló.

El funcionario agregó que están atendiendo a los indígenas porque, "queremos que  nunca más se vuelva a repetir la afectación a nuestros indígenas en estas zonas del Occidente para que ellos puedan labrar su tierra y producirla". 

Más información: Capturan a 41 integrantes del Clan del Golfo en Antioquia

Por miedo, los indígenas permanecen en sus resguardos y no salen a realizar sus actividades de agricultura, caza, pesca y pequeña ganadería, lo que les dificulta acceder a los alimentos. Según la Unidad, se estima que la misión terminará este viernes, con al menos 20 vuelos, debido a que las comunidades están en zonas muy alejadas.

Un confinamiento similar ocurrió en marzo de este año en Dabeiba y afectó a 1.000 indígenas, muchos de ellos niños y mujeres embarazadas. Esta zona es un corredor estratégico para conectar al Chocó con el Urabá antioqueño, territorio que está en disputa por las rutas del narcotráfico.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.