En los últimos dos meses se han desplazado más de 1.500 personas en Cáceres.

Desplazados
Foto: Organización Indígena de Antioquia, OIA.

La Personería de Medellín confirmó que 300 campesinos llegaron a la capital antioqueña tras el abandono forzado de sus hogares en Tarazá, Cáceres y Caucasia, donde persisten los hostigamientos de grupos armados como el Clan del Golfo, Los Caparrapos y la guerrilla del ELN.

Esas familias ya solicitaron ayudas humanitarias al ente del Ministerio Público, pero se hospedan donde parientes en el área metropolitana o con sus propios recursos. Sólo 45 personas se encuentran en un albergue.

Así mismo, se advirtió que más desplazados partieron hacia otras regiones del país como Bogotá, Cali y la costa Caribe. Lo que indicaría que serían más de 800 las víctimas de desplazamiento en esa región, como lo informó el gobernador Luis Pérez Gutiérrez.

El personero delegado para los Derechos Humanos de Medellín, Juan Fernando Gómez, aseguró que ya se brinda acompañamiento a estas víctimas del conflicto.

La Personería de Medellín hizo un llamado a las autoridades departamentales y a la Fuerza Pública para que se implementen acciones que permitan atender a la población desplazada y el retorno a sus hogares.

Por esa crisis humanitaria que se está formando, la Unidad de Víctimas convocó para hoy a las 8:30 de la mañana una reunión extraordinaria con la Personería para emprender acciones frente a esta problemática.


 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido