Una disputa por las rutas del narcotráfico mantienen grupos armados como el Clan del Golfo, Autodefensas Gaitanistas y la guerrilla del ELN en el departamento del Chocó, que ha sembrado el terror en al menos 650 personas que han abandonado sus hogares en lo que va del año.

Este desplazamiento ha ocurrido de manera progresiva, pues en una primera incursión armada en la región del Baudó y Medio Atrato más de 500 chocoanos fueron desplazados, luego se presentó una masacre de cinco personas en la vereda El Carrá del Litoral de San Juan, donde el pavor obligó a salir a 64 lugareños más hacia la cabecera municipal; y más recientemente, nuevos enfrentamientos en el corregimiento de Domingodó, en el Carmen del Darién, desplazaron a otras 85 personas hacia el municipio de Riosucio.

Ante este panorama, el general Mauricio Moreno, comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta Titán, sostuvo que su personal militar e integrantes de la Infantería de Marina han recuperado la estabilidad en el Atrato, el Baudó y Domingodó, pero que hay una zona que se les ha dificultado.

El general aseguró que en una ardua tarea se ha acompañado a unas 200 mil personas y 25 mil botes para pasar por el río Atrato.

La Presidencia tendrá mañana un Puesto de Mando Unificado en Quibdó, donde se tratará y se definirán acciones para enfrentar la incursión de grupos armados ilegales que vive el Chocó.

En Chocó hay diez rutas del narcotráfico

Así lo confirmó el comandante de la Fuerza de Tarea Titán, general Mauricio Moreno, quien sostuvo que el reacomodamiento y apropiación de estas rutas han terminado en enfrentamientos armados, que también han ocasionado desplazamientos y confinamientos de las poblaciones.

El general sostuvo que la Fuerza Pública le ha incautado a los grupos armados cerca de dos toneladas de cocaína en regiones del Chocó.

El hecho más reciente fue en un combate con la guerrilla del ELN a la que se le quitaron 347 kilos de este estupefaciente y otro en la costa del departamento donde se incautaron más de una tonelada.