Visita del alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, a la niña herida/Foto Alcaldía de Medellín

Por la puerta de la vivienda de la menor habría ingresado la bala que la hirió en una pierna, en el barrio Castilla de Medellín. La balacera sería producto de un enfrentamiento entre los combos "Nuevo México y los  "Matecaña".

El alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, visitó en el hospital a la niña herida y le pidió perdón. El mandatario anunció que habrá una recompensa por información que permita capturar a los responsables del tiroreo.

"Indignación es lo que siento. Acabo de visitarla y le pedí perdón en nombre de la ciudad. Cuidemos a nuestros niños. Duro con bandas", dijo el mandatario local.

El jefe de Urgencias del Hospital Pablo Tobón, doctor Juan Fernando Velásquez, explicó que la niña de siete años está fuera de peligro y recibe atención psicológica.

"La bala pasa por el lado del muslo, le hace una herida superficial y no es penetrante. Posiblemente no reviste ninguna gravedad para su salud. La otra parte es el temor de la familia de regresar a una casa afectada por los impactos de arma de fuego", señaló el médico Vásquez.

Mónica Quintero, madre de la menor, aseguró que la niña no quiere regresar a la casa porque siente temor de que se registre una nueva balacera en el noroccidente de Medellín.

"La niña es muy avispada y está tranquila. Pero me dice que tiene muchísimo miedo de volver a la casa, que hay mucho peligro. Cuando me tiro al piso con la niña, ella empieza a decir que le duele y veo que quedó herida", aseguró la madre.

Durante los operativos de la Policía, se logró la incautación  de cinco pistolas, tres revólveres, un silenciador y un fusil, algunos, escondidos en el techo de una vivienda.