Por medio de un decreto, el alcalde de Juradó, Chocó, Alberto Achito Lubiasa citó a sesiones extraordinarias en el Concejo municipal. La acción tiene indignados a los habitantes de esta localidad porque desde diciembre de 2017, la Procuraduría ordenó la destitución de 6 de los 7 dirigentes políticos citados.

Sumado a esto, en el oficio, el mandatario asegura que durante estas sesiones pretende darle trámite al proyecto que le otorgaría facultades para suscribir contratos con entidades públicas, privadas y ongs, acción que no está permitida por ley de garantías.

Edison Correa, el único de los concejales que no fue destituido, denuncia que el retraso en el nombramiento de los nuevos ediles, tiene que ver con intereses de Achito Lubiasa para cometer irregularidades.

El alcalde, por su parte reitera que no ha sido notificado por la procuraduría y que en consecuencia no puede destituir a los funcionarios ni nombrar a quienes se supone ocuparían estos cargos.

Las sesiones ser llevarían a cabo entre el 12 y el 14 de este mes. El recinto del concejo municipal de Juradó, está vacío desde noviembre del año pasado, en diciembre de 2017, la Procuraduría ordenó la destitución de 6 de los 7 concejales por irregularidades en el nombramiento del personero del municipio.

La sanción disciplinaria afectó a, Sergio Flórez Hinestroza, Demetrio Córdoba Rentería, Celmira Cabrera Upigamo, Rafael Conquista Cabrera, Yidis Ospina Moreno y Nirla Mireya Luna Hinestroza quienes no pueden ejercer cargos públicos por 12 años.