Cargando contenido

Por el naufragio de El Almirante el pasado 25 de junio, murieron nueve personas.

Naufragio del barco El Almirante
Autoridades buscando a las personas del naufragio del barco El Almirante
Colprensa

El alcalde de Guatapé, Hernán Darío Urrea Castaño, se mostró respetuoso del cierre y la multa de 520 millones de pesos que ordenó la Superintendencia de Puertos y Transportes a la empresa H.J Vallejo-Asobarcos, por el naufragio de El Almirante el pasado 25 de junio, que provocó la muerte de nueve personas.

Pese a que el informe fue publicado por el ente de inspección, el mandatario aseguró que no ha sido notificado oficialmente, así que espera que en los próximos días se efectúe el protocolo y se cumplan así las sanciones.

“Nosotros respetamos las decisiones que ellos han tomado. Simplemente, no hemos notificados del tema. Me imagino que a través de la Inspección Fluvial, ya se dio a conocer la medida que tomó la Superintendencia”, dijo el funcionario.

Ante la preocupación de la Supertransporte por la informalidad en la navegación, el alcalde Urrea Castaño explicó que la administración cumple con las funciones que le corresponden, pero aclaró que la autoridad marítima es la competente para la verificación de las embarcaciones.

“Hacemos lo que nos corresponde en los controles con la Policía Nacional. Se hacen operativos permanentes. Pero el control de habilitación de embarcación no nos corresponde”, puntualizó.

Catorce embarcaciones y 80 lanchas prestan el servicio al público. La Piedra El Peñol-Guatapé y la representa, son los principales atractivos de esta zona del Oriente antioqueño, cuya economía se basa en el turismo.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido