Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Una persona a punto de consultar sus redes sociales
Una persona a punto de consultar sus redes sociales
Colprensa (Referencia)

El Observatorio de Control a la Gestión Pública denunció que la Administración Municipal del alcalde de Medellín, Daniel Quintero, pagó un contrato para hacer seguimiento y monitoreo en redes sociales a los perfiles que generen comentarios negativos, que afecten la imagen del mandatario y de su equipo de trabajo.

El coordinador del Observatorio, Weimar Guarín, le contó a RCN Radio que dicha inquietud surgió luego de varios ciberataques durante conversatorios virtuales, algunos de ellos, liderados por la Personería de Medellín,  fueron atacados incluso, con material pornográfico. De hecho, el ente de control, advirtió en múltiples oportunidades sobre esos "inconvenientes", tanto que adelanta cerca de 80 veedurías para esclarecerlas. 

Lea también: Renunció integrante del Consejo Directivo del Aeropuerto Olaya Herrera de Medellín

Explicó el coordinador del Observatorio, que a través de un derecho de petición solicitó dichos documentos a la Alcaldía de Medellín, mismos donde se hicieron los hallazgos. Así mismo, dijo que aún quedan algunos pendientes, donde no solo se estudian las cuentas en Twitter, sino en otras redes sociales.

"Un seguimiento en redes sociales por 24 horas al día, los siete días de la semana, a líderes sociales, políticos y periodistas en la ciudad, pero con unos comentarios en pie de foto con cada uno de ellos, dentro de esos comentarios: cibermilitantes, red de contradictores, a cualquier persona que diga algo contrario, lo catalogan como ataque a la Alcaldía".

Debate en redes sociales 

En redes sociales, el debate y la polémica se mantienen activos, pues ciudadanos de a pie, periodistas y hasta defensores de derechos humanos, son calificados por la Administración Municipal como “cibermilitantes”. 

Entre los señalados está el Proceso Social de Garantías, su vocero Isaac Buitrago, calificó como “estigmatización y persecución el pensamiento crítico en la ciudad", pues el alcalde Daniel Quintero está demostrando “ser autoritario”, pues no “soporta los pensamientos contrarios a su pensamiento político”.

"Se trata de una estigmatización y persecución al pensamiento crítico. Daniel Quintero está demostrando ser autoritario, pues el seguimiento a su gestión pública le molesta y así lo demuestra. En Medellín no triunfó la esperanza, lo hizo un modelo de control que no acepta la oposición política".  

Le puede interesar: Renunció parte del Consejo Directivo de la Fundación EPM

Los documentos revelados por el Observatorio de Control a la Gestión Pública dejan en evidencia que es un contrato que se suscribió desde abril de 2020 por 59 millones 500 mil pesos hasta el 30 de junio. Ese contrato se volvió a suscribir desde el 10 de julio de este año, pero esta vez por 79 millones 333 mil de pesos con fecha de terminación hasta el 30 de septiembre de 2020.

Entre tanto, para Weima Marín, lo más delicado de esos documentos es la manera en la que en esos informes se menciona a las personas que identifican como críticos de la administración de Daniel Quintero.

Finalmente, cuestionó que es un contrato que se hace con recursos públicos que deberían estarse invirtiendo en otras necesidades mucho más urgentes de Medellín.

Daniel Quintero
Daniel Quintero
Daniel Quintero
Daniel Quintero
Daniel Quintero
Daniel Quintero
Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.