Cargando contenido

Foto: Cortesía Medellín Travel.



Un sabor agridulce para las autoridades de seguridad de Medellín dejó el año 2017. Pese a los duros golpes que se le dio a las bandas criminales, como la captura de Juan Carlos Mesa Valle alias Tom, el más buscado de  la ciudad; se confirmó que 577 personas fueron asesinadas en los últimos 12 meses, 33 casos más que en el 2016.

Se trata del segundo aumento consecutivo de los homicidios durante la actual administración del alcalde Federico Gutiérrez, pues en el 2016 fueron asesinadas 534 personas. Las cifras son alarmantes, pues la ciudad no tenía aumento de homicidios desde el año 2010.

El alcalde de Medellín reconoció los retos en materia de seguridad, pero explicó que en zonas como Robledo, una de las más peligrosas, hay un enfrentamiento entre 3 bandas delincuenciales para controlar las rentas ilegales.

En la lista de homicidios del 2017 se destaca el asesinato de 59 mujeres, donde el 50 por ciento de las víctimas murieron por temas pasionales. Además, diciembre fue uno de los meses más violentos del año con un total de 58 asesinatos.

Las zonas más peligrosas son el centro de la ciudad con 103 homicidios y los barrios Robledo con 70 y Belén con 50 muertes violentas,  zonas donde ejercía control el hoy capturado alias Tom.