Por las crecientes súbitas y los altos niveles en los ríos Vijagual, León, Chigorodó, Carepa y Apartadó, se mantiene en alerta roja el Golfo de Urabá. Por las fuertes precipitaciones hay un estricto control en la navegación y se activaron los planes de contingencia por la temporada de vacaciones.

El teniente de Navío Jorge Rodríguez Patiño, capitán del Puerto de Turbo, confirmó que se reportan fuertes vientos por el oleaje frío que pasa por el mar Caribe. Sin embargo, reiteró que no hay restricción en la navegación y pese al desbordamiento de varios ríos, el desarrollo marítimo avanza con normalidad.



Rodríguez Patiño aseguró que por la alerta roja en los muelles de Turbo, Necoclí y Capurganá, desde donde zarpan las embarcaciones con turistas, hay dispuestos funcionarios verificando la seguridad y que las embarcaciones cumplan con los requisitos exigidos para garantizar la seguridad de los viajeros.



Según el reporte del Dapard, se mantiene la alerta roja en los ríos Cauca, Murindó y Atrato, por probabilidad de inundaciones y crecientes súbitas. En la región de Urabá otros seis ríos -Mulatos, Zungo, Grande, Guadualito, Currulao y Turbo-, están en riesgo por los niveles altos de sus caudales.