Cargando contenido

En lo que va de este año, han ocurrido 46 conflagraciones que han consumido decenas de hectáreas de capa vegetal en el departamento.

Incendio en el cerro Quitasol de Bello, Antioquia.
Incendio en el Cerro Quitasol de Bello, Antioquia.
Cortesía Bomberos Bello.

El Departamento Administrativo de Gestión del Riesgo informó que esta temporada seca tiene en alerta roja por incendios forestales a 19 municipios antioqueños.

Las zonas con más riesgos son el Bajo Cauca, el Valle de Aburrá, el Occidente y el Urabá antioqueño, donde se registra también una fuerte sequía.

El capitán René Bolívar, coordinador del Área de Emergencias del Dapard, sostuvo que decenas de hectáreas se han consumido por 46 conflagraciones en la capa vegetal que han ocurrido en el departamento desde que comenzó este año. Por eso dio unas recomendaciones.

"El Dapard tiene como reporte unos 46 incendios de cobertura vegetal desde el 1 de enero a la fecha, en diferentes regiones del departamento en especial el Occidente, área metropolitana y el Bajo Cauca. Nuestras recomendaciones son para la comunidad para que, por favor, al momento de ir al aire libre, si van a hacer fogatas se cercioren de apagarlas", agregó el funcionario.

Lea también: Incendios en Cerro Quitasol de Bello dejan al menos 100 animales muertos

Las autoridades han confirmado que sólo en la capital antioqueña se han consumido más de 144.000 metros cuadrados de bosque desde que comenzó la temporada seca en el país.

Las alertas continuarán hasta el mes de marzo, cuando se espera que baje la intensidad de la temporada seca.

Daños en el Cerro Quitasol

Los incendios forestales de la temporada seca ya dejan un grave daño ambiental en el cerro Quitasol del municipio de Bello, en el norte del Valle de Aburrá.

Según las autoridades de Gestión del Riesgo, varias conflagraciones han ocurrido en esa montaña desde diciembre, pero dos de ellas han sido de grandes proporciones que han requerido un amplio operativo para intentar controlarlo.

Estos incendios forestales arrasaron hasta ahora con unas 50 hectáreas de bosques y cobraron la vida de más de 100 animales que hacían parte de la riqueza natural de ese símbolo natural del Valle de Aburrá.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido