Cargando contenido

68 municipios antioqueños están en riesgo por probabilidad de deslizamientos en zonas inestables.

Inundaciones
68 municipios están en alerta.
Dapard

Los altos niveles del río Atrato mantienen en alerta roja a doce ríos que desembocan en el Golfo de Urabá. Los afluentes Tanela, Mulatos, León, Chigorodó, Carepa, Apartadó, Vijagual, Zungo, Grande, Guadualito, Currulao y Turbo están en riesgo por probabilidad de crecientes súbitas.

De acuerdo con el oficial de enlace del Dapard, Pablo Puerta, en el 98 por ciento del departamento persiste la temporada invernal, por lo que las autoridades de Gestión del Riesgo permanecen en alerta para prevenir emergencias.

Por las intensas lluvias, también se prevén incrementos súbitos en los municipios de Cáceres, Donmatías, San Luis, Abejorral y La Unión. Otros 68 municipios antioqueños están en riesgo por probabilidad de deslizamientos en zonas inestables.

Inundaciones Donmatías

Un fuerte aguacero causó el desbordamiento de una quebrada en Donmatías, Norte de Antioquia. Siete viviendas, cuatro en el barrio Villamaría, otra en el barrio Seis de Junio y una más en la vereda Quebrada Arriba resultaron afectadas. Tres locales comerciales tuvieron daños menores.

La alcaldesa, Marcela Peña Correa, confirmó que las fuertes lluvias provocaron la caída de árboles en la quebrada lo que ocasionó inundaciones en calles y viviendas aledañas. Las autoridades de Gestión del Riesgo se mantienen en alerta y en constante monitoreo, toda vez que en dos puntos, considerados críticos han ocurrido movimientos en masa.

Derrumbes La Ceja

En zona rural de La Ceja, Oriente antioqueño, varios derrumbes ocasionados por las fuertes lluvias, mantienen en alerta a la población de las veredas La Fátima, San Rafael y La Loma. Según las autoridades de Gestión del Riesgo, dichas veredas se mantienen con paso restringido para vehículos y transeúntes por caída de material (lodo, rocas y árboles).

El coordinador de Gestión del Riesgo, Alejandro Echeverry, confirmó que estas tres veredas estuvieron incomunicadas durante 24 horas, por lo que los viajeros debieron tomar rutas alternas. 

Destacó que en el sector conocido como La Hondita un vehículo en el que se movilizaban tres personas fue arrastrado por la corriente de una quebrada. Los pasajeros lograron ser rescatados a tiempo y sin lesiones considerables.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido