Belmira, en el Norte del departamento, se sumó a Bello, Copacabana y Barbosa, en el Valle de Aburrá, como los municipios que están en alerta roja por riesgo de deslizamiento a causa de las fuertes lluvias que persisten.

Por eso se mantienen 46 municipios en alertas por deslizamientos y crecientes súbitas de ríos y quebradas, porque la temporada invernal ya ha afectado a unas 38 mil personas en todo Antioquia. Por lo que el gobernador Luis Pérez Gutiérrez aseguró que hay que mantener las alarmas, a pesar de que en menos de tres semanas bajarán las intensidades de las lluvias.

"Coinciden todos los técnicos que antes de 2 o 3 semanas las lluvias ya empiezan a bajar, que los riesgos del fenómeno de La Niña siguen siendo bajos. Eso nos da tranquilidad, sin embargo, 2 0 3 semanas es mucho para que no se presente un desastre como el de Copacabana".

Según el pronóstico del Ideam, hoy se esperan tormentas eléctricas en Norte, Oriente, Occidente y Urabá antioqueño. Mientras que en el área metropolitana de Medellín habría lluvias ligeras cayendo la noche.