El Gobierno, las Farc y la ONU alistan los protocolos para la salida de al menos cinco menores de edad que  están en la zona veredal de Carrizal, en Remedios, Nordeste del departamento. La Gobernación de Antioquia solicitó participar de este proceso, que sería en los próximos días. La secretaria de Gobierno de Antioquia, Victoria Eugenia Ramírez, pidió a la comisión tripartita que se garantice el restablecimiento de derechos de las familias, para lograr que los menores se adapten a su nueva vida, y evitar que tengan la tentación de regresar al grupo armado. “En los protocolos se consagra el restablecimiento de los derechos de los niños, pero no se están dando garantías a las familias. Pasan dos o tres meses, los menores regresan, y no tienen ellos los derechos. No queremos que los menores regresen de nuevo a los grupos”, indicó la funcionaria. En una visita de inspección, las Farc les reconocieron a funcionarios de la Gobernación de Antioquia que tenían en las filas a 21 menores de edad y se comprometieron a entregarlos a una comisión humanitaria. (Puede leer: En Antioquia, terminó movilización de las Farc y ya están en zonas veredales). Sin embargo, las autoridades señalaron que algunas cifras no concuerda y los niños en las zonas veredales podrían ser más. Solo en Dabeiba, en el Occidente, hay ocho niños y tres bebés lactantes. En algunos casos,  hay problemas de salubridad, los alimentos que consumen están en mal estado y viven con guerrilleros enfermos.