En Medellín donde visitó a la niña de 4 años, víctima de una agresión que la tiene con pronóstico reservado, la directora nacional de Bienestar Familiar, Karen Abudinén, lanzó una cruzada para acabar con la cadena del maltrato infantil, lo que se puede lograr con la oportuna denuncia y el respeto por los derechos de los menores. Aclaró la funcionaria, que no todos los casos se reportan y aún así, las estadísticas son alarmantes con 7 mil denuncias en el país, de ellas el 10 por ciento corresponden al departamento de Antioquia, con el agravante que los abusadores son en su mayoría padres, abuelos, padrastros, hermanos, tíos y en general personas cercanas a la víctima. Solo en Medellín, en lo corrido del año han sido asesinados siete niños.  Los casos más recientes fueron cometidos por un abuelo y un padrastro.