Los cinco días sin quemados en Antioquia aumentaron este fin de semana con dos nuevos casos reportados en Granada y Medellín.


En esa primera localidad un adulto sufrió la amputación de los dedos de sus manos y lo tuvieron que atender en el hospital de Rionegro. El otro caso ocurrió en la capital antioqueña, dónde un niño de 13 sufrió una lesión de primer grado en una mano.


Con estos, ya son 17 los quemados con pólvora en Antioquia durante la temporada decembrina.


Por esa razón el secretario de Salud de Antioquia, Carlos Mario Montoya, hizo un llamado a la comunidad para evitar la manipulación y a la Policía a imponer las sanaciones que sean necesarias.


A pesar de eso la cifra disminuyó un 26 por ciento en comparación con el año pasado. Sin embargo, ya son cinco los menores lesionados con pólvora en el departamento.


Los quemados se registran así: seis en Medellín, dos en Bello, dos en Sabaneta y uno en Guatapé, Itagüí, Granada, Necoclí, Titiribí, Caicedo y La Estrella.