Cargando contenido

Este seguimiento se hará a lo largo del mes de octubre.
 

contaminación del aire, Medellín
AFP

Las autoridades ambientales del Valle de Aburrá se mostraron de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, respecto a la correlación de la calidad del aire y la salud de la comunidad, y anunciaron que realizarán una vigilancia especial a este tema a lo largo del próximo mes.
 
Marzo - abril y octubre - noviembre, son los periodos bimensuales en los que desmejora la calidad del aire en esta parte del país, debido a que el clima cambia de seco a lluvioso.
 
La subdirectora ambiental del Valle de Aburrá, Maria del Pilar Restrepo, explicó que los cambios drásticos del clima son normales en la región Andina. Sin embargo advirtió que se tomarán las medidas necesarias para reducir los agentes contaminantes .

"En estas transiciones climáticas también se presentan incrementos de la influenza, por eso se presentan en estas épocas más estados gripales o aumentos en las afecciones respiratorias, en pacientes que ya la tienen", dijo la funcionaria.
 
Los expertos también vigilarán si el próximo mes aumentan los casos de enfermedades pulmonares obstructivas, como el enfisema pulmonar, que disminuye la calidad de vida del paciente, sobre todo en ciudades como Medellín, que tiene altos índices de contaminación.

Durante la crisis ambiental del mes de abril, Medellín entró en una fuerte discusión sobre a la relación de la mala calidad del aire con la presunta salida de varios habitantes hacia otros municipios, por temor a contraer enfermedades pulmonares. 
 
Dicha situación motivó varios estudios médicos, cuyos resultados son tan divididos, como la opinión pública.

Durante el Estado de Prevención Ambiental que regirá entre el 1 y el 27 de octubre, el pico y placa se ampliará a las motos de cuatro tiempos, teniendo restricciones los sábados. De igual manera se aumentarán los controles contra la emisión de gases en las empresas.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido