Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

fjbernal
Murindó.
Murindó.
Foto: cortesía Gobernación de Antioquia

En Murindó, el índice de pobreza extrema es del 95%. Con los desbordamientos del río Atrato en cada temporada de lluvias, los 5 mil 500 habitantes sufren por la posibilidad de perder una vez más sus enseres.

Sin embargo, dentro de un año y medio este panorama será distinto: en una consulta previa, los representantes de la comunidad aprobaron el traslado del casco urbano de este municipio del Urabá antioqueño.

El alcalde de Murindó, Jorge Maturana, tiene la esperanza de que con el traslado, la cifra de pobreza extrema cambie drásticamente y los índices de necesidades básicas insatisfechas pasen del 98% a 0. Sostiene que con la inversión de  30 mil millones de pesos se mejorará la calidad de vida de la población.

"Eso es darle vida al municipio de Murindó. Con ese proyecto, van a cambiar los indicadores porque tiene un índice de 98 por ciento de necesidades básicas insatisfechas. El dinero lo  podemos invertir en la gente", dijo el mandatario local.

14 kilómetros separan a la cabecera actual del sitio que ocuparán las 600 familias murindoseñas en los próximos meses. Jhon Jairo Estrada, gerente encargado del traslado anunció que la próxima semana se reunirá con el Batallón 17 de Ingenieros para la firma del convenio que permita la construcción de  una vía que conecte los dos territorios.

"El martes estamos con el Batallón 17 de Ingenieros porque ya estamos casi listos para firmar el convenio interadministrativo, donde vamos a realizar la apertura de la vía desde la cabecera actual hacia el sitio de traslado. Ya tenemos el diseño y los estudios topográficos por parte del Batallón", señaló el funcionario.

Para que la reubicación sea una realidad, es necesario un plan de acueducto y alcantarillado, relleno sanitario, construcción de viviendas nuevas, rectificación y construcción de líneas eléctricas y la construcción de una institución educativa.

Después de 25 de años de vivir con la zozobra de una nueva inundación y las pérdidas que esta genera, los habitantes de Murindó sueñan con una realidad distinta.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.