Cargando contenido

Se busca establecer la veracidad de las denuncias contra el sacerdote Carlos Yepes.

Sacerdote referencial
AFP

Hernán David Morales Álvarez, de 36 años, entregó la primera versión libre ante la Arquidiócesis de Medellín, por los presuntos abusos sexuales a los que habría sido sometido cuando era niño, por parte del sacerdote Carlos Yepes Vargas, en la parroquia de El Salvador. 

También serán escuchados dos hombres, quienes prefirieron mantener su identidad en el anonimato.

La abogada Sara González, una de las apoderadas de las víctimas, explicó que el proceso se adelanta de manera simultánea bajo el Derecho Canónico y Penal, en busca de lograr una sanción ejemplarizante para el religioso.

Lea además: Sacerdotes no deberían tener fuero frente a casos de abuso sexual infantil: ICBF 

"Se está en la investigación Canónica y el proceso con la Fiscalía y la parte Civil. Ya se están haciendo las investigaciones. Nosotros tenemos un fin y es que haya una sanción inmediata hacia el sacerdote y la Santa Sede conozca estos casos", señaló la abogada.

Una de las víctimas, que vive en Chile, habría sido abusada cuando tenía entre 14 y 15 años y ayudaba en una Iglesia de Barrio Triste. El otro joven tenía entre 12 y 13 años y era acólito en el barrio Aranjuez, señaló la jurista.

"Uno de los casos ocurrió en la Iglesia San Esteban Portomartir en el barrio Aranjuez y el otro joven en la Iglesia Sagrado Corazón de Jesús en Barrio Triste. Todavía no se le ha imputado ningún delito a él, es una presunción de abuso sexual con menor de 14 años. Estamos en la investigación", puntualizó.

Lea también: Papa Francisco ordena una investigación por abuso sexual en la Iglesia

En el decreto 272 AG/18 de la Arquidiócesis de Medellín, se decreta abrir una investigación por la denuncia del supuesto abuso sexual de menores y recoger, “en la medida de lo posible, toda la información necesaria para valorar la credibilidad de la denuncia”.

Se nombran dos obispos auxiliares para que adelanten las pesquisas. El documento es firmado por el Arzobispo de Medellín, monseñor Ricardo Tobón Restrepo.

Cuando se conoció el escándalo, el sacerdote Yepes Vargas mostró en un video la carta en la que el hombre que hoy lo acusa de haber sido abusado, se retracta de la denuncia, y asegura que lo hizo en medio de la rabia por haber sido despedido de la parroquia.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido