Cargando contenido

En la sesión se acordó la línea de trabajo con víctimas, representantes de EPM, Contraloría y Fiscalía.

Proyecto Hidroituango
Foto: Proyecto Hidroituango

En las instalaciones de la Procuraduría se dio inicio a la mesa técnica de seguimiento sobre la situación del proyecto eléctrico Hidroituango, en el marco del cumplimiento a las órdenes dadas por el juez 75 con función de control de garantías de Bogotá.

El viceprocurador encargado, Camilo Orrego, dijo que en la primera sesión se acordó la línea de trabajo con las víctimas, los representantes de Empresas Públicas de Medellín (EPM), la Contraloria y la Fiscalía, con el fin de entregar en dos meses un informe sobre la situación. 

Orrego dijo que se está adelantando un estudio sobre la hidroeléctrica y en la próxima sesión se evaluará, con las víctimas, si cumplen los requisitos que ordenó el juez, encaminados a salvaguardar la vida de los habitantes de al menos 19 poblaciones ribereñas y recuperar la economía de la región, golpeada por diferentes factores asociados con la construcción y puesta en marcha del proyecto. 

Lea Corte llama a indagatoria a Daira Galvis por parapolítica y a León Muñoz por narcotráfico

“Las Empresas publicas de Medellín ha dado toda su voluntad de entregar toda la información a la mesa técnica (...) el estudio está encaminado a determinar la naturaleza rocosa y estabilidad del terrero”, dijo el procurador, al aclarar que es el juez quien definirá si el proyecto debe continuar o debe suspenderse. 

Los análisis de la mesa se realizarán por medio de informes que deben ser presentados cada 10 días, hasta cumplir dos meses, cuando se le dará rendición de los mismos resultados al juez. 

En la decisión judicial reposan cuatro situaciones importantes, como la invasión del buchón de agua sobre el río Cauca, a la altura de Sabanalarga (Antioquia); la planta de asfalto en la vía que conduce de Toledo a Puerto Valdivia (Antioquia); la escombrera El Higuerón está ubicada entre Puerto Valdivia y la hidroeléctrica, y la afectación de la cadena alimentaria, debido a que la presencia de buchón está reteniendo la “riqueza biológica y de minerales del río Cauca”. 

Hasta el momento los expertos y ambientalistas han encontrado que la situación del proyecto afecta a los peces en calidad, tamaño, carne y en su misma reproducción

Por ello, la mesa busca defender los derechos del río Cauca y los pobladores de sus municipios aledaños, a quienes los trabajos del megaproyecto les habría afectado los derechos a la salud, mínimo vital, vida digna y medio ambiente.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido