Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Ituango, Norte de Antioquia.
Ituango, Norte de Antioquia.
Cortesía: Alcaldía de Ituango.

En la vereda Quebrada del medio, zona rural de Ituango, presuntos integrantes del Clan del Golfo asesinaron a tres personas. El múltiple crimen ocurrió a pocos kilómetros del Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación de Santa Lucía en este municipio del norte antioqueño. 
 
Las víctimas fueron identificadas como William Pérez de 48 años, quien trabajaba como conductor de un vehículo tipo escalera, Carlos Barrera de 17 años y Camilo Sucerquia de 15 años, este último hijo de la exguerillera Nidia Sucerquia.
 
Según un comunicado emitido por el partido político Farc, “Camilo Sucerquia (...) fue raptado, trasladado a un lugar donde esperaron el paso del bus en el que se movilizaba Camilo Barrera, quien junto al conductor de este transporte rural  fue obligado a bajar de la escalera, siendo asesinados los tres en el mismo sitio”. 

Lea también: “Sé que se hará justicia en mi caso”: Aníbal Gaviria
 
A través de su cuenta en Twitter, el mayor general Juan Carlos Ramírez Trujillo, comandante de la Séptima División del Ejército, aseguró que reforzó la presencia de tropas en el sitio y que están adelantando la búsqueda de los responsables de los tres homicidios. 
 
Organizaciones sociales que hacen presencia en la vereda Quebrada del medio alertaron sobre un nuevo desplazamiento de los excombatientes de las Farc que permanecen en el ETCR,  a la espera de que el gobierno nacional cumpla la promesa de trasladarlos a otro sitio. 
 
Luego del homicidio de su hijo, Nidia Sucerquia fue objeto de amenazas por parte de los responsables del crimen, por lo que se desplazó del municipio, según informaron fuentes del partido Farc.

Lea también: Por riesgo de contagio de COVID-19, Personería pide descongestionar cárceles de Medellín.
 
Según el comunicado, “estos asesinatos se producen en el ambiente generado desde la última amenaza de los actores armados, que estableció 7 días para que saliera la fuerza pública del ETCR o se desplazara”. 
 
Por temor a más ataques armados, los excombatientes y campesinos de la zona suspendieron los proyectos productivos. 

Fuente

Sistema integrado de información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.