Las autoridades denunciaron que un campesino de Briceño, Norte de Antioquia, habría sido asesinado para robarle el dinero que recibió del Gobierno por sustituir sus cultivos de cocaína por unos lícitos. Hay preocupación por la seguridad de los demás labriegos que están en el programa.

El gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez, anunció que se abrió una investigación para establecer si es un caso aislado o se trata de una “persecución” en contra de los campesinos que se acogen a la sustitución.



Pérez Gutiérrez destacó que, en términos generales, el programa se ha realizado de manera pacífica, en esta región donde tuvo gran presencia la guerrilla de las Farc.



Con representantes del Gobierno, las Farc y la comunidad internacional, iniciará a mediados de 2016 el plan piloto sustitución voluntaria de cultivos ilícitos en Briceño, municipio que en ese entonces tenía mil 300 hectáreas de pasta de coca.