Un joven fue asesinado con arma blanca cerca del centro comercial Obelisco, cuando salía del estadio Atanasio Girardot de Medellín, tras el partido entre Nacional y Rosario Central por la Copa Libertadores.

La víctima fue trasladada por sus amigos, en un taxi, al hospital San Vicente Fundación donde falleció. El presunto agresor huyó del lugar de los hechos.

Según las autoridades, el joven vestía una camiseta clara y no portaba documentos, por lo cual no se pudo identificar. Seguidores del equipo Atlético Nacional fueron quienes llevaron a la víctima hasta el hospital.

Las autoridades investigan si este homicidio se produjo en medio de una riña relacionada con la clasificación de Nacional a la semifinal de la Copa Libertadores.

Precisamente, durante los controles de la Policía en el partido, fueron incautadas tres armas blancas y fueron capturadas 20 personas por tener alucinógenos.

Definición de la serie

Atlético Nacional le ganó 3-1 a Rosario Central en el partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa Libertadores y se clasificó a semifinales del torneo.

La anotación de Rosario Central fue al primer tiempo de Marcos Ruben de tiro penal al minuto 9. El primer gol de Nacional fue de Macnelly Torres al minuto 47 del primer tiempo, el segundo lo hizo el venezolano Alejandro Guerra al minuto 50 del partido.

En el primer tiempo, Nacional presionó desde el primer minuto al equipo argentino y en una jugada discutida Rosario logró anotar el primer tanto del partido.

Nacional manejó la pelota y tuvo las mejores opciones del partido, de tanta presión antes de terminar el primer tiempo, el cuadro “verdolaga” anotó el gol empate que le dio un respiro importante en el partido.

El cuadro colombiano no se rindió y siguió presionando logrando el segundo gol al minuto 50 del partido tras una equivocación en la defensa “canalla”.

Al minuto 95 del partido se dio el gol agónico de Orlando Berrio que le dio el paso al equipo colombiano a semifinales de la Copa Libertadores.

Al final del encuentro se presentaron algunos inconvenientes entre los jugadores donde Orlando Berrio y Sebastián Pérez recibieron la tarjeta roja.