Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Asesino de Guarne se retracta y dice que solo cometió 4 homicidios

Asesino en serie/Foto Fiscalía


Pese a que inicialmente habría confesado la muerte de 20 personas, el campesino Jaime Iván Martínez solo reconoció a los medios de comunicación el asesinato de su vecina, María Gladys Arango; su compañera sentimental, Natalia García Gil, y los dos hijos de la mujer, de 5 y 7 años.


Márquez asesinó a las dos mujeres y a los menores en medio de la ira y no mostró arrepentimiento por los crímenes cometidos en una finca de la vereda Hojas Anchas de Guarne, en Antioquia.


"En ningún momento le dije eso a nadie. Él (infiltrado) se estaba endiosando diciendo que yo había hecho 50 mil crímenes y por generarle temor, como él me lo estaba haciendo,  también quise decirle que sí. Soy inocente de todo lo demás que me adjudiquen",  aseguró el hombre.


Jaime Iván Martínez, de 44 años, negó que haya asesinado a otras personas, como inicialmente se dijo, y señaló que el rumor del asesino en serie surgió porque quiso infundirle temor a un presunto infiltrado.


"Yo maté a mi compañera, a mis dos hijastros y a la amiga de mi compañera. Ella le hacía los cuartos, tenía  ira y la maté. La verdad, estaba ciego de la ira. No tengo otros crímenes, aparte de estos cuatro", señaló el indiciado.


Para no despertar la sospecha, el hombre envío varios mensajes de texto a la familia de Natalia García, para contarle que estaba en Cali con otro hombre. Mientras que María Gladys fue reportada como desaparecida en enero y su búsqueda se realizó en el Oriente del departamento.


Las autoridades analizan 32 simcards y joyas y de  mujeres que fueron hallados en el predio,  para determinar si pertenecen a otras víctimas de Jaime Iván Martínez.


En Guarne, Oriente de Antioquia, familiares y amigos de las víctimas del presunto asesino en serie Jaime Iván Martínez, piden que se haga justicia por las cuatro personas que han encontrada muertas y al menos 16 víctimas más.




La familiar de María Gladys Arango, el primero cuerpo que fue exhumado en la finca de Hojas Anchas, aseguró que temen que el campesino tenga una rebaja en su pena y en en pocos años quede en libertad.