Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Albergue Puerto Valdivia
Este lunes se presentó una nueva evacuación en Hidroituango.
RCN Radio

La situación en Hidroituango provocó que cientos de familias en Puerto Valdivia tuvieran que salir de sus hogares y refugiarse en albergues para evitar que sus vidas corran peligro, de presentarse una mayor emergencia

Desde el día de la evacuación la gente, como pudo, sacó ropa, objetos de valor y electrodomésticos. Las familias pasaron varias horas al borde de la carretera, en medio de la lluvia, esperando instrucciones.

Los coliseos fueron adecuados como albergues para brindar refugio y alimentación a familias entre las que se destacan bebés, adultos mayores y personas en condición de discapacidad.

Sin embargo, los ciudadanos denuncian que esto no es suficiente ya que se evidencian problemáticas como hacinamiento y falta de alimentos, así como escasez de agua potable.

En el coliseo hay más de mil personas que deben turnarse por horas las carpas para poder descansar, en medio de temperaturas que alcanzan los 28 grados centígrados. Mientras que otras duermen en las tribunas y hamacas.

Debido a la cantidad de gente en los albergues hay familias que ni siquiera tienen la oportunidad de turnarse alguna carpa; como el caso de Ingrid Tovar quien junto a su esposo y sus hijos de seis y nueve años llegaron al coliseo y no encontraron ni una colchoneta.

La mujer, al igual que otras personas en la misma situación advierten que si no reciben ayudas para que sus familias puedan descansar y asegurar su alimentación, posiblemente regresarían a su vivienda cerca del río Cauca.

Otro drama viven los niños en condición de discapacidad. Uno de los ejemplos es el de María Rodríguez quien salió de su casa a su hijo que sufre de ataques de epilepsia, no habla ni camina y permanece en una silla de ruedas.
 
EPM y los organismos de socorro han entregado colchonetas, agua y alimentos, pero la población afectada superó los cálculos iniciales. 

Hay preocupación por el hacinamiento en los refugios ya que es una situación que podría desencadenar problemas de convivencia. Todavía es incierto cuándo se levante la alerta.

Con el apoyo de la Fuerza Aérea se brindó ayuda al corregimiento de Puerto Valdivia con cobijas, sábanas, colchonetas, kits de alimentos, aseo familiar y de cocina. El Ejército Nacional llevó hasta el lugar más de 200 carpas para alojar a las personas de los albergues.

Otra problemática que enfrentan las autoridades en Antioquia es por la actitud de otros cientos de habitantes de Puerto Valdivia que se niegan a acatar la orden de evacuación y permanecen en sus viviendas, corriendo peligro sus vidas ante una posible nueva emergencia.

Con perifoneos en Puerto Valdivia los organismos de socorro intentan convencer a estos habitantes para que abandonen sus casas y se dirijan a los albergues en el casco urbano de Valdivia.
 
El director de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo, Carlos Iván Márquez Pérez, pidió a los pobladores mantenerse en estos lugares seguros. Reiteró que la emergencia podría ser peor que la del pasado fin de semana.
  
La indicación es clara: si nuevamente suenan las alarmas en Puerto Valdivia, los soldados, organismos de socorro, medios de comunicación y  habitantes deben desalojar la zona pues, en cuestión de una hora llegaría la creciente a este corregimiento, el primer caserío habitable desde Hidroituango.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.