Cargando contenido

Policías Antioquia/Foto @PoliciaUraba



Con un refuerzo de policías y soldados, las autoridades buscan evitar bloqueos en las vías del Eje Bananero o que las empresas intermunicipales no despachen buses en Urabá, como protesta por el inicio de cobro de los peajes Chaparral, en Chigorodó, además de Cirilo y Río Grande, en Turbo, como anunció el Gobierno Nacional.

El gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez, aseguró que, en diálogo con el ministro de Transporte, Germán Casto, se acordaron sanciones para las flotas que paralicen el transporte. Dijo ser respetuoso de la protesta pacífica, pero no de las vías de hecho.



Aunque la discusión es entre la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) y los mandatarios y líderes de Urabá, Pérez Gutiérrez dijo que los peajes traen desarrollo a las vías. Explicó que las motocicletas, el principal medio de transporte de la región, están exentas del pago.



A mediados de este año, la ANI anunció una tarifa diferencial para los usuarios recurrentes y para los vehículos matriculados en  Necoclí, Apartadó, Carepa y Turbo. El costo para los carros de categoría uno sería de 2 mil 100 pesos y para los de categoría dos, de 3 mil 100.