La comunidad está consternada en el barrio El Trapiche, municipio de Bello, donde en los últimos días han muerto diez perros por envenenamiento. Así lo denunciaron los habitantes de la zona, quienes sostienen que los responsables estarían dejando pedazos de salchichones con el veneno. El caso llegó a manos de la Inspección de Medio Ambiente de la Secretaría de Gobierno de la localidad, que ha estado en constante comunicación con los denunciantes pero traslado la información a la Policía Ambiental y la Fiscalía de Copacabana. Según el secretario de Gobierno de Bello, Jairo Araque, se investiga este caso para identificar a los responsables del maltrato animal. Una vez identificado los responsables podrían enfrentar hasta sanciones hasta por 42 millones de pesos y entre uno y tres años de cárcel. Cabe recordar que la primera condena por maltrato animal en Colombia se dio en Amagá, Suroeste de Antioquia, donde un hombre, identificado como David Flórez, fue sentenciado por matar y comer gatos.