En 2015, el coronel Nelson Velasquez Parrado, excomandante del Batallón Energético Vial #8, con sede en Segovia, Antioquia, atendió a una orden de captura por una serie de presuntas ejecuciones extrajudiciales o falsos positivos. La Fiscalía adelanta la audiencia de acusación por más de 17 homicidios, los cuales fueron reportados como muertos en combate en 2007. Germán Romero Sánchez, abogado de las víctimas, señaló que la defensa del coronel manifestó la voluntad de acogerse al Tribunal Especial para la Paz, cuando este entre en vigencia y el Congreso apruebe el acto legislativo para la Jurisdicción Especial para la Paz. "Manifestó de que hubiera una voluntad de que entrara en vigencia la Jurisdicción Especial para la Paz para que el coronel acudiera a ella, eso lo dijo el abogado. Nosotros creemos que solo hay una motivación acorde al proceso de paz pero debe revelar cuál fue el aparato que se benefició y determinó los falsos positivos en Antioquia", explicó Romero. El abogado de las víctimas señaló que temen que haya impunidad si se acoge a la Jurisdicción Especial para la Paz, sin embargo, explicó que el coronel debe contribuir con el esclarecimiento de la verdad e informar cuáles son los altos mandos del ejército que presionaron las ejecuciones para que Antioquia compitiera por ser uno de los departamentos con más bajas de guerrilleros e integrantes de las Bacrim, muertos en combates. "La Fiscalía tiene demostrado quienes son los ejecutores, los que llevaron a los muchachos hasta allá, el comandante de este batallón. Se necesita que él diga cuál fue la participación de la Cuarta y decimocuarta brigada, Cuarta División del Ejército, Fuerzas Militares, cómo se determinaron los crímenes, nivel de presión y adicional diga quienes son los miembros del Estado Mayor", explicó el abogado. El ente investigador estableció que las víctimas eran engañadas por una estructura criminal de Medellín que se dedicaba a buscar los jóvenes, que luego eran entregados al Ejército. A cada persona le armaban un paquete, con documentos de identidad falsos y  armas de fuego. El coronel Velasquez Parrado tenía orden de captura por homicidio, concierto para delinquir, porte ilegal de armas y falsedad, dentro de la  investigación por falsos positivos.