Cargando contenido

Foto: RCN Radio.



En el palacio de justicia de Medellín avanzan las audiencias de legalización de captura e imputación de cargos  contra el hombre que asesinó a una niña de 13 años en Amagá, suroeste del departamento porque esta se resistió a ser abusada sexualmente. El capturado podría afrontar una pena de hasta 50 años de prisión.

Juan Diego Martínez Zapata se vería enfrentado a una pena que va entre 20 y 50 años de prisión, por el feminicidio de la adolescente, a quien según el comandante de la Policía Antioquia, coronel Carlos Mauricio Sierra niño, pretendía desde hace algún tiempo.  



 

El director encargado de la seccional de fiscalías de Antioquia, César Quiroz, confirmó que una comisión judicial  especializada en el esclarecimiento de este tipo de crímenes, logró la orden de captura que se hizo efectiva en tiempo récord, gracias a la colaboración de la comunidad que está indignada  y dolida por los hechos.

La recompensa de 10 millones de pesos ofrecida por la autoridades, se pagará por partes iguales entre tres personas que dieron la información para la captura de este hombre en el municipio de Caldas, indicó la secretaria de Gobierno de Antioquia, Victoria Eugenia Ramírez.



Hoy los habitantes de Amagá marcharon por las calles del municipio para rechazar el crimen de esta menor y el de su madre quien se recupera en centro asistencial de las 14 heridas con arma blanca propinadas por Martínez Zapata.