Cargando contenido

Alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez/Foto Alcaldía de Medellín



Dos fusiles se iban a utilizar como parte del plan de las bandas criminales para asesinar al alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, quien ha recibido en menos de dos años cuatro amenazas de muerte.

Así lo develaron en una rueda de prensa conjunta la Fiscalía y la Policía Metropolitana, quienes sostuvieron que ese armamento fue incautado cuando llegó a la Terminal de Transportes del Norte, procedente de Caucasia.

Según se reveló, el armamento se encontraba escondido dentro de un sofá, información que se conoció gracias a una fuente humana de confianza de las autoridades que les advirtió que serían usadas para un atentado contra el burgomaestre.

Entre las posibilidades se contempla que sería en retaliación a la captura de alias 'Tom', máximo cabecilla de 'La Oficina' y líder de la banda Los Chatas, que mantiene el control del 80% de la criminalidad, ya que la fuente humana señaló que se debía a la detención del "Patrón".

"La fuente nos manifiesta igualmente dentro de los detalles que hemos podido tener de que esto sería una retaliación por la captura del' patrón'. Estamos determinando si esa persona a la cuál se refiere es alias Tom. Toda la investigación y toda la capacidad institucional con Fiscalía pues está direccionada a establecer todos los móviles", agregó el comandante de la Policía Metropolitana, general Óscar Gómez Heredia.

La Policía se reunió con el alcalde en la mañana de este miércoles y definió un esquema de mayor seguridad para evitar un atentado contra su integridad.