Desde hace varios meses se viene hablando sobre la escasez y los altos precios del gas de pipeta en los hogares antioqueños . Pese a que desde el año pasado se anunció la puesta en marcha de Termoyopal, la principal abastecedora para esta zona del país, en Antioquia se siguieron presentando dificultades para adquirir este producto en los hogares. Para el caso de Medellín y el Área Metropolitana, las razones de esta irregularidad tiene que ver con una participación de bandas delincuenciales en el comercio del gas. Según Luis Fernando Quijano director de Corpades, estos grupos estarían comercializando las pipetas con un incremento de por lo menos 15 mil pesos sobre el precio regular. "Ellos son los que controlan y ponen los precios. Una pipeta de gas puede costar entre 15 y 20 mil pesos más que el precio normal. Algunos de los más afectados son los habitantes de la comuna 16, donde las familias no tienen acceso a la red de gas", aseguró Luis Fernando Quijano. El director de Corpades asegura que esta situación se complica por el silencio por parte de las empresas expendedoras de gas constituida legalmente y que este silencio obedece a la presión ejercida por las bandas. Quijano indicó que una mayor cobertura en la red de gas domiciliario y un acompañamiento por parte de las autoridades ayudarían a combatir este fenómeno.  (Puede leer: Ministerio de Minas investiga escasez de gas en Medellín y Suroeste antioqueño). Esta práctica, por medio de la cual los grupos delincuenciales obligan a adquirir los productos que ellos comercializan se suma a las denuncias realizadas anteriormente relacionadas con la venta de verduras, huevos, arepas y cervezas en determinados barrios de Medellín y municipios cercanos.