Cargando contenido

El hecho ha causado sensación en el país.

Manuela y Luisa en el bautizo de su hijo en Medellín.
Manuela y Luisa Gómez, pareja homosexual que bautizó a su hijo.
Cortesía Familia.

Matías, de 17 meses, es hijo de Manuela y Luisa Gómez, una pareja homosexual que se casó por lo civil hace dos años en Medellín. A través de una inseminación artificial, Manuela quedó en embarazo del bebé, quien a su vez, es legalmente hijo de su esposa. El niño fue registrado en una notaría, con los nombres de las dos mamás.

Después, la pareja quería bautizar a su hijo, pero encontró varias dificultades. Manuela Gómez contó que luego de tocar las puertas de varias iglesias, logró que una accediera a incluir en la partida de bautismo su nombre y el de Luisa, como madre 1 y madre 2 de Matías, siendo un hecho histórico de igualdad e inclusión.

"Intentamos averiguar en varias iglesias y nos decían que lo podíamos bautizar, pero que en la partida solo ponían una madre, la gestante, es decir, yo. Eso no nos parecía justo porque Luisa siempre fue la mamá. En el registro aparecemos como mamá 1 y mamá 2. Una amiga nos recomendó una parroquia y allá nos dijeron que  como pareja homosexual éramos bienvenidas a la Iglesia como siempre lo habíamos sido", expresó.

Lea además: Un líder para reivindicar derechos de población LGBTI en el Pacífico

El padre Juan Diego Ortiz Arango, de la Oficina Jurídica de la Arquidiócesis de Medellín, explicó que la Iglesia acoge a todos los que quieran pertenecer a la religión, sin excepción. Dijo que el niño podrá hacer la Primera Comunión y casarse, como todos los demás.

"Las dos mamás acercan al niño a la Iglesia para ser bautizado. La Iglesia, por supuesto lo acoge, con el compromiso de que quienes velan por él, en este caso, las dos mamás, lo guíen en su formación católica. Pienso que  hay una prevención al  pensar que la Iglesia lo que hace rechazar y eso no es verdad. Decía el Papa Juan 23: 'la Iglesia es madre y  maestra'", señaló el religioso.

Le puede interesar: Macías dice que nunca ha cometido delitos, tras críticas por su 'jugadita'

Aunque la pareja quedó satisfecha por celebrar el sacramento de su hijo, sí hubo una inconformidad en la partida de bautismo. El documento solo incluyó los nombres de los padres de Manuela, por consanguinidad, porque ella es la única madre biológica.

Manuela explicó que quiso bautizar a su hijo porque fueron criadas con los valores católicos y creen en un Dios de amor, que no discrimina a nadie. Por eso, van a misa como familia.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido