Cargando contenido

Foto: RCN Radio Archivo



El llanto de la bebé alertó a la madre, quien estaba en la cocina de la vivienda en el barrio Manrique, nororiente de Medellín. Al llegar a la habitación, la mujer encontró a su hija, de 20 meses de nacida, con graves mordidos ocasionadas por  el perro pitbull que tienen como mascota.

El jefe de Protección y Servicios Especiales de la Policía, Coronel Jaime Perdomo, explicó que el animal ya había atacado con anterioridad a la niña, pero como sufrió lesiones leves, el caso no fue reportado a las autoridades.



La niña sufrió profundas heridas en el rostro y tuvo que ser sometida a una cirugía plástica. Este año, la Policía ha atendido 77 casos de ataques de animales potencialmente peligrosos. La mayoría de víctimas son menores de edad.

Como manera preventiva, el canino, de dos años, fue llevado al Centro de Bienestar Animal La Perla, donde veterinarios evaluarán el nivel de agresividad y se decidirá cuál será su futuro.