Cortesía/Bomberos de Puerto Berrío se declararon en paro a causa de la falta de recursos.


Los más de 60.000 pobladores de Puerto Berrío, Magdalena Medio antioqueño, están desprotegidos ante cualquier emergencia a causa de que los bomberos se declararon en cese indefinido de actividades.


Esta decisión la tomaron por el ahogo financiero en el que se encuentran, pues no tienen ingresos y la Alcaldía sólo les aporta $12 millones anuales para un municipio con más de 1.118 kilómetros de extensión y ubicado en la cuenca del río Magdalena que constantemente provoca inundaciones.


Según el comandante de Bomberos, sargento Nelson Guillermo Boada, tienen atrasos con el pago de los servicios públicos, ya que no tienen dinero ni para tanquear una motosierra ni mucho menos cuentan con maquinaria para atender un incendio.



El cuerpo de rescate de esa localidad sólo cuenta con un carro de bomberos donado en los años 70 por los bomberos de Medellín y con una estación que tiene deterioros en su infraestructura.


La Alcaldía de Puerto Berrío sostiene que ha aportado los recursos que por ley corresponden, con una sobretasa al Impuesto Predial.


[gallery ids="429552,429553,429554,429555,429557,429559"]