Cargando contenido

En ese pueblo minero comenzaron a circular panfletos de un supuesto grupo armado, que amenaza con limpieza social.

En Segovia, Antioquia, circulan panfletos amenazantes.
Cortesía

El temor se sembró nuevamente en las polvorientas calles del municipio de Segovia, en el Nordeste antioqueño, donde las balaceras diarias compiten con las ruidosas tabernas que terminan por callarse.

Así es el panorama de la última semana en ese pueblo ancestral minero, donde la violencia ha arreciado nuevamente y cobrado la vida de seis personas en menos de siete días, dos de ellas en las últimas horas en la cabecera municipal.

Los habitantes se han autoimpuesto un toque de queda, pues saben que están más seguros en casa para no quedar en medio del fuego cruzado.

Toda esta zozobra ocurre justo después de que comenzaron a circular por redes sociales y físicamente unos panfletos de una supuesta organización denominada  Libertadores del Nordeste, que anuncia su “lucha frontal” y “limpieza social” de los integrantes del Clan del Golfo, expendedores de drogas, ladrones, jíbaros y prostitutas en esa localidad.

Tras un consejo de seguridad el alcalde de Segovia, Gustavo Tobón, señaló que estas muertes violentas se deben a una guerra entre dos estructuras criminales y que podría estar muy relacionadas con los panfletos.

"Es un enfrentamiento entre dos grupos que se están peleando, de pronto,  el dominio del territorio. Veníamos con 67 días sin homicidios pero esta semana se han presentado estos hechos. Los mensajes sí podrían tener relación con eso porque salieron los panfletos y se empezaron a presentar los homicidios", agregó el alcalde.

Según el mandatario local, las autoridades departamentales y la Policía de Antioquia ya están notificados de quienes se espera  tomen medidas urgentes para devolverle la paz a los segovianos.

Por ahora, la zozobra está latente nuevamente en este pueblo minero, donde el tráfico de drogas y la extracción ilegal oro se convirtieron en la ambición de los grupos armados al margen de la ley.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido