Foto: Cortesía_Corantioquia.



Las imágenes del antes y después de una quebrada en el sector Los Pomos en Zaragoza, llamaron la atención de Corantioquia por el evidente deterioro en el que se encuentra este afluente hídrico que por muchos años fue atractivo turístico y que ahora está  reducido a unos pocos parches de lodo.

Tras la denuncia difundida por redes sociales, la autoridad ambiental acudió al lugar para tomar muestras del líquido y determinar qué fue lo que causó el daño.

Carlos Andrés Naranjo Bedoya, subdirector de regionalización de Corantioquia, explicó que aún no se tienen los resultados de las muestras, pero que si se pudo evidenciar, por medio de las alteraciones de color, que se había realizado actividad minera en el lugar, pero que se desconoce quién sería el responsable, pues cuando llegaron no encontraron maquinaria.

Al finalizar esta semana se podrán tener los resultados de los estudios técnicos realizados a las muestras de agua, luego deberán pasar ante las autoridades para determinar qué tipo de contaminantes tiene el agua.

En la zona no hay ningún permiso para la explotación minera, por lo que el responsable de que la quebrada se secara podría pagar  una sanción económica de hasta 5 mil salarios mínimos legales vigentes, explicó Naranjo Bedoya.

Este año, Corantioquia ha atendido más de 40 casos de contaminación de ecosistemas por minería ilegal, según el subdirector de regionalización, casi en un 100% el más afectado es el recurso hídrico, por eso invitó a las comunidades aledañas a realizar las denuncias oportunamente para evitar imágenes como  las de Zaragoza.