El departamento de atención de desastres confirmó la instalación de unos dispositivos para monitorear cualquier inclinación del edificio Be.

Tras una sesión extraordinaria del Concejo de Medellín, se declaró la calamidad pública en el edificio Bernavento de esta ciudad, ante la posibilidad de un desplome de la estructura.

La decisión le permite a la administración municipal gestionar la atención de la emergencia para evitar una tragedia.

Camilo Zapata Wills, director del Dagrd dijo que se solicitó el apoyo de expertos de la Universidad de Los Andes para decidir el futuro de la construcción, diseñada por Jorge Aristizabal Ochoa, el mismo calculista  del conjunto residencial Space.

Acordonados permanecen los alrededores del edificio Bernavento de Medellín, tras la orden de evacuación de 43 familias, compuestas por 101 personas, y 53 adultos mayores, quienes vivían en una unidad residencial y un hogar geriátrico aledaños a la estructura.

Los vigilantes tampoco podrán estar en la caseta de Bernavento.

Deberán cuidar el edificio a una distancia que no ponga en riesgo sus vidas. Los bomberos acompañan a las familias para retirar objetos de valor como joyas y dinero o documentos importantes, como órdenes médicas.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido