Cargando contenido

Hasta ahora, la Séptima División del Ejército no ha aclarado lo sucedido y adelanta las investigaciones.

Según las denuncias de la comunidad, el campesino sí fue asesinado por el Ejército.
Según las denuncias de la comunidad, el campesino sí fue asesinado por el Ejército.
Cortesía: Ascat-Na.

En el coliseo de Anorí, nordeste de Antioquia, de manera masiva y siguiendo los protocolos de bioseguridad, velarán el cuerpo del campesino Ariolfo Sánchez Ruiz de 45 años de edad, quien en confusos hechos fue asesinado, justo cuando el Ejército adelanta operativos militares para la erradicación de cultivos de uso ilícito de manera forzosa.

El vocero de la Coordinadora Nacional de Cultivadores de Coca, Amapola y Marihuana en Antioquia, (Coccam), José David Hernández, dijo que hasta ahora el Ejército no se ha pronunciado, pues no tienen los argumentos suficientes para negar que fueron ellos quienes asesinaron al campesino, después de retenerlo durante cuatro horas, al parecer porque llevaba tres millones de pesos. 

Lea también: Por orden de un juez plataforma 'Medellín me cuida' deberá ser modificada

Recordó que "el campesino fue retenido con otro compañero por uniformados del Ejército, al parecer, porque llevaban tres millones de pesos. Horas más tarde, el hombre apareció muerto, cerca de su domicilio".

Hasta ahora, el único pronunciamiento del Ejército sobre este hecho, lo hizo en su cuenta de Twitter, el general Juan Carlos Ramírez Trujillo quien aseguró que “en desarrollo de operaciones militares desplegadas en Anorí se presentaron hechos que hoy son materia de investigación; este comando ha dispuesto el acompañamiento de los organismos de control para esclarecer las circunstancias de tiempo, modo y lugar de lo sucedido”.

Esta semana, los labriegos del municipio de Campamento en el Norte de Antioquia, denunciaron una incursión militar con cerca de 500 uniformados que hacen presencia en once veredas del municipio, al parecer con la orden de adelantar la erradicación de cultivos de manera forzosa y no voluntaria, como se acordó con el Gobierno Nacional a través del Programa Integral de Sustitución de Cultivos Ilícitos, (Pnis).

Leonardo Ochoa, denunció que no van a permitir que de manera arbitraria, el Ejército en sus territorios adelante lo que no está permitido, toda vez que el Gobierno Nacional debe cumplir con los acuerdos ya pactados en años anteriores.

Le puede interesar: Se registra el primer parto de una mujer con coronavirus en Antioquia

En ese sentido, el vocero dijo que las cerca de 200 familias que habitan en la zona, viven económicamente de la sustitución voluntaria de esos cultivos. 

"Aquí tenemos presencia de por lo menos 500 soldados con el argumento de tener una orden nacional para comenzar con la erradicación de manera forzosa. Pero lo que ellos no saben es que en Campamento se firmó una sustitución de manera voluntaria", señaló.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido