Seis semanas después de que  PharmaCielo  recibiera la primera licencia integral para el cultivo de cannabis psicoactiva en el país, el Ministerio de Justicia otorgó el permiso a una cooperativa compuesta por 63 campesinos, que en alianza con la compañía con sede en Rionegro, Oriente  antioqueño, cultivarán de manera legal las flores para la extracción de aceites de uso terapéutico.

Federico Cock Correa , gerente de  PharmaCielo, celebró que el permiso se le otorgara a los campesinos indígenas que por años han cultivado la planta con fines medicinales, indicó que esto representa el respeto por la cultura y ayuda a desestigmatizar la marihuana.



La cooperativa Caucannabis cuenta con 3.6 hectáreas para la siembra. Federico Cock explicó que si bien el consumo recreativo y el medicinal son diferentes, este tipo de licencias abren el camino para que los cultivadores entiendan que es posible hacerlo de manera legal y sin integrar las cadenas del narcotráfico.



Desde hace cuatro años, esta compañía ha trabajado para conseguir estas licencias, aseguran que el avance por parte del Gobierno ha sido lento pero que con estas muestras de voluntad se abren nuevos caminos para el uso terapéutico de la marihuana.