Cargando contenido

Foto AFP


La Asociación Campesina del Bajo Cauca aseguró que la aspersión terrestre de glifosato, para combatir los cultivos ilícitos, traería las mismas afectaciones para la salud que las fumigaciones aéreas, que se hicieron hasta el año pasado.


Aunque el Gobierno anunció que las aspersiones solo serán terrestres, el presidente de la Asociación, Milton Ramírez, dijo que las tierras van a quedar infertiles y los campesinos podrían tener problemas respiratorios y en la piel.


“Por aire o por tierra, es una manera de agredir al campesino. Este es un veneno que no solo mata las plantas, sino que esteriliza las plantas por un largo tiempo.  Esa aspersión contamina el aire, afecta a las personas y a los animales”, aseguró el líder campesino.


En las regiones del Bajo Cauca y Norte antioqueño se han realizado históricamente aspersiones con glifosato. La Gobernación y la Policía acordaron evitar asperjar en zonas donde la administración tiene proyectos productos.