La Policía confirmó la captura de 14 presuntos “coyotes” en los departamentos de Nariño y Antioquia, por el tráfico de migrantes hacia Panamá y Estados Unidos. Muchos de ellos eran utilizados para el envío de cocaína.

Por información de la comunidad sobre la existencia de la banda criminal en el Urabá antioqueño, y con orden judicial fueron interceptadas las llamadas de algunos integrantes, en las que coordinan el traslado de extranjeros. Cada uno tenía que pagar por lo menos 2.200 dólares.

Según el comandante de la Región Seis de la Policía, general Humberto Guatibonza, después de un año de investigación se logró establecer, que los migrantes eran cargados con cocaína y obligados a caminar por trochas entre Colombia y Panamá.

Las 14 personas capturadas, en Ipiales, Urabá y Medellín,  entre ellas el cabecilla de la red, alias Trompo, son investigadas por los delitos de concierto para delinquir y tráfico de migrantes.