Cargando contenido

La servidora pública habría exigido 8 millones de pesos, a cambio de un trámite para un constructor.

FUNCIONARIA DE BELLO
Cortesía

La inspectora de Control Urbano de Bello, Laura María Echeverri Correa, fue capturada en flagrancia, cuando recibió 8 millones de pesos que le habría exigido como “comisión” a un constructor,  quien solicitaba una licencia para adelantar unas obras en el municipio. La funcionaria deberá responder por el delito de concusión.

 

El alcalde de Bello, César Suárez Mira, confirmó que la abogada ingresó a trabajar hace 18 meses en su administración, luego de verificar el cumplimiento de los requisitos. Se mostró respetuoso de las investigaciones y confió en que la funcionaria aclarará lo ocurrido.

 

“Tenemos información de la detención de esta funcionaria. La doctora Laura ingresa en esta administración. Nosotros en este momento somos respetuosos del proceso y esperar lo que arrojan las investigaciones. Confiamos plenamente en que esto se aclare favorablemente para ella y para la administración municipal”, señaló Suárez Mira.

 

El mandatario explicó que la función de Echeverri Correa era controlar que las obras que se realizaban en la localidad del Norte del Valle de Aburrá cumplieran con las normas. El cargo está adscrito a la Secretaría de Gobierno.

 

“Ella es la que tiene que velar por el buen funcionamiento en el control urbano de las construcciones. Que no vayamos a tener invasiones. La administración verifica el nombramiento, su hoja de vida, que sea una persona idónea que pueda ingresar a la administración municipal”, agregó el alcalde de Bello.

 

“Hacen un proceso selectivo, verificamos muy bien cada una de las personas que van a ingresar, con sus certificados y conducta. Pasan por un control y, finalmente, es Talento Humano la que define su contratación”, explicó el alcalde.

 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido