Por un ataque con granada a una discoteca que dejó 32 personas heridas, tres de ellas de gravedad, un juez envío a prisión al presunto jefe de sicarios del Clan del Golfo en Caucasia, Ferney Alonso Cuervo Ocampo y a Johana Patricia Barbero Pájaro, quien al parecer era la encargada del almacenamiento de armas de la banda criminal en ese municipio del Bajo Cauca Antioqueño. El comandante de la Policía Antioquia, coronel Carlos Mauricio Sierra, dijo que los investigadores de la Sijín manejan dos hipótesis sobre el atentado, las cuales tienen que ver con el cobro de extorsiones a los propietarios de la discoteca y puede ser un mensaje de la banda criminal a otros grupos de microtráfico para que abandonen esa población. Alias Tilico y alias Carmenza, fueron capturados horas después de la explosión ocurrida el pasado 28 de diciembre. En su poder tenían una pistola, un revólver, dos proveedores y 86 cartuchos de diferente calibre. Cuervo Ocampo y Barbero Pájaro no aceptaron los cargos imputados por los delitos de terrorismo, porte ilegal de armas de fuego de uso civil y militar, tentativa de homicidio agravado y lesiones personales. Los procesados tenían orden de captura vigente por el delito de concierto para delinquir, como presuntos integrantes de la banda criminal que lidera en el país, Dairo Antonio Úsuga David, alias Otoniel.