En 50 millones de dólares están valorados los 1.124 kilos de clorhidrato de cocaína camuflados, al parecer, por el Clan del Golfo en un cargamento de banano que iba a ser enviado a Bélgica, en un barco de bandera internacional. El comandante de la Fuerza de Tarea Neptuno contra el narcotráfico de la Armada Nacional, contralmirante Juan Francisco Herrera Leal, confirmó que la droga fue descubierta con el apoyo del CTI, el Ejército y la Policía, en la zona de cargue de una empresa bananera del Golfo de Urabá, donde revisaron 5.000 cajas de la fruta. En el operativo no hubo capturas. Las autoridades incrementaron los controles para evitar que las bandas criminales como el Clan del Golfo continúen utilizando los puertos para el envío de drogas a los mercados internacionales, indicó el contraalmirante Herrera Leal.