Cargando contenido

Foto: AFP


Un hacinamiento de un 160 por ciento y la falta de medicamentos y personal para atender a los internos, es el panorama del Centro Penitenciario de Caucasia en el Bajo Cauca Antioqueño. Por esta razón, el sindicato del INPEC optó por iniciar paro indefinido y no permitir el ingreso de más reclusos.


"La medida de trasladar los presos de estaciones de Policía de Medellín y el Área Metropolitana por el mismo paro a otros municipios, empeora la situación (...) Hay 4 presos que no reciben el tratamiento del VIH desde octubre, primero porque no había el medicamento y ahora que llegó, no tenemos  médicos y enfermeras que los suministren" afirmó el presidente del Sindicato del Inpec  dragoneante Luis Pinzón.


Como justificado catalogó el paro del Inpec el alcalde de Caucasia Oscar Aníbal Suárez, quien agregó que los presos y los guardias están en una situación indignante por los problemas de salud pública y hacinamiento. El mandatario local hizo un llamado al Gobierno Nacional, toda vez que la magnitud de la situación desborda la capacidad de respuesta de la Administración Municipal de Caucasia.


Según cifras entregadas por el sindicato del Inpec, en los 21 centros penitenciarios de la regional Noroeste que comprende Antioquia y Quibdó e Itsmina en Chocó, presentan un hacinamiento de un 96 por ciento.


Los guardas del Inpec hicieron un llamado al Gobierno Nacional y Departamental para que no olviden el sistema carcelario que presenta crisis recurrente y advirtieron de un posible cese de recepción de presos en todos los centros penitenciarios de la regional Noroeste.