Cargando contenido


Angustiados pasan las horas en el aeropuerto de San Andrés más de 200 personas que pretendían viajar a Medellín en la tarde del domingo 10 de diciembre y que por condiciones climáticas adversas fueron regresados a las salas de abordaje.

Tres días después y pese a que otras aerolíneas han cumplido con las operaciones, los pasajeros de los vuelos de Latam ven cómo transcurren los días sin que ellos puedan viajar.

Diego Zapata y su familia compuesta por otras 14 personas tenían programado regresar de su paseo este domingo, cansado por las largas jornadas, asegura que la empresa no ha sido clara con los motivos del retraso.



Diego dice que junto a ellos hay personas con tratamientos médicos pendientes, adultos mayores y un grupo de estudiantes de once que fueron a hacer su excursión y que no tiene dinero para la alimentación. Expresó que  cuando fueron al  hotel que les había asignado la aerolínea para pasar la noche, allí les dijeron que no había reserva para ellos.



En un comunicado oficial, Latam asegura que  ha buscado reorganizar su operación para reprogramar a sus pasajeros en otros vuelos de la aerolínea pero que debido a la persistencia de las condiciones climáticas, se ha visto obligada a cancelar alrededor de 28 vuelos desde y hacia San Andrés en los dos últimos días.

Así mismo, no ha sido posible reubicar a los pasajeros en otras aerolíneas debido a que la afectación ha sido para todos las compañías que operan en la isla. Finalmente aseguraron que para este miércoles hay programados dos vuelos charter y otros dos adicionales entre jueves y viernes para evacuar a las personas.