Continúan los problemas en las Cárceles Pedregal, Bella Vista y La Paz en el Valle de Aburrá, pese a que desde hace 23 días los guardianes del Inpec impiden el ingreso de más reclusos a estos centros carcelarios, por problemas de hacinamiento y salud pública recurrentes.

"Pese al traslado hace poco de 100 reclusos de calabozos de la Fiscalía y Estaciones de Policía a otros centros de reclusión de Antioquia, hoy hay cerca de 400 internos hacinados en los calabozos del Valle de Aburrá" recalcó el personero de Medellín Guillermo Durán.


Durán aseguró que esta crisis es nacional y que las últimas medidas tomadas por el Gobierno son pañitos de agua tibia, toda vez que al hacinamiento se suman problemas de salud pública por la falta de baños, tratamientos y personal médico para la atención de la población de los 21 centros carcelarios de la zona Noroeste que comprende Antioquia y dos municipios de Chocó.