Cargando contenido

La emergencia ocurrió en el municipio de Vigía del Fuerte.

Inundaciones en Vigía del Fuerte, Antioquia.
Inundaciones en Vigía del Fuerte, Antioquia.
Cortesía Alcaldía Vigía del Fuerte.

Las fuertes lluvias provocaron el desbordamiento del río Arquía en Vigía del Fuerte, Urabá antioqueño. El agua ingresó a las casas y dañó estructuras y enseres. Además, se llevó los productos agrícolas y los animales que había a su paso. El más reciente censo indica que hay 1.200 afectados. 

El alcalde de Vigía del Fuerte, Manuel Enrique Cuesta, aseguró que las familias, muchas de ellas integradas por adultos mayores, mujeres embarazadas y niños, lo perdieron todo. Algunas están pasando la noche en casa de amigos. 

"Perdieron sus cultivos que utilizan para su alimentación básica y los animales de cría doméstica. Con eso, ellos complementan su alimentación diaria. El río Arquía tiene mucha corriente y en la parte alta, es mucho más fuerte. Por eso, esa fue la zona más afectada. Hubo un vendaval que arrasó con todo", señaló el mandatario.

Lea además: Supersolidaria interviene Cooperativa de Caficultores de Andes (Antioquia)

El alcalde anunció que declararán la calamidad pública para agilizar la entrega de ayudas, por parte de la Gobernación de Antioquia.

La Alcaldía de Vigía del Fuerte invirtió los recursos en la atención de un incendio ocurrido hace un mes, que destruyó seis casas y dejó 56 damnificados. 

"Sí se va a declarar la calamidad pública porque la afectación es muy grande, ya que debemos acceder a otras fuentes de financiación para poder atender a esta población (...). Las familias que viven en zonas dispersas, tuvieron que venirse a centros poblados para estar más seguras, porque no sabemos qué pueda pasar en esta época de lluvias", puntualizó.

Lea también: Fuertes lluvias dejan 85 familias afectadas en San Rafael (Antioquia)

Otras emergencias

De otro lado, un fuerte aguacero que se prolongó por dos horas, causó graves afectaciones en seis barrios de San Rafael en el oriente antioqueño. Tres viviendas quedaron destruidas, cinco tuvieron daños en la estructura y hubo derrumbes en algunas vías. 

La secretaria de Planeación del municipio, Yolani Díaz, aseguró que 85 familias quedaron afectadas por las inundaciones en sus casas. El agua dañó electrodomésticos, colchones, enseres, alimentos y ropa, mientras que varios de los afectados están en albergues. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido