Transformar en escultura las armas que fueron entregadas en el Plan Desarme el pasado mes de junio es la estrategia de la Administración Municipal. Cerca de 50 mil armas fueron oficialmente entregadas al escultor Leobardo Pérez, quien tendrá la tarea de convertirlas en obras de arte.

Para el Coronel Sergio Vargas Colmenares, Secretario de Seguridad de Medellín la idea con la transformación de estas armas blancas es transformar “el arma” interna de cada uno para no hacer uso incorrecto de las mismas.

Colmenares mencionó también que Medellín ha venido mostrando una recuperación y esfuerzo en cuanto a la violencia homicida y en la medida en que se desarrollan estas campañas se trabaja en la memoria de la ciudad.

Este artista ha creado obras como el Árbol de la Vida, ubicado en el Museo Casa de la Memoria, y otra cerca al parque principal de Marinilla. Sus trabajos han llegado de manera itinerante a instituciones educativas y eventos de ciudad.