Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Arenales, Clavelina y El Progreso son los sectores de la zona urbana que resultaron afectados por el desbordamiento de la quebrada.
Los municipios de Yondó, Amagá y Titiribí están en alerta roja por probabilidad de deslizamientos en zonas inestables y de alta pendiente.
Cortesía: Dapard. (Imagen referencial)

Las fuertes y constantes lluvias en Antioquia han generado situaciones que mantienen en alerta a las autoridades por posibles nuevas emergencias. 

En Caracolí, Magdalena Medio antioqueño, se presentó un fuerte aguacero durante varias horas ocasionando el desbordamiento de la quebrada La Reina, por lo que resultaron 70 familias damnificadas y un centenar de viviendas inundadas.

El alcalde, Luis Giraldo Velásquez, confirmó que cuatro barrios resultaron afectados, de hecho, en algunas viviendas el agua alcanzó el metro y medio de altura. Pese a que el nivel de la quebrada ya recuperó su cauce normal, hay preocupación porque sigue lloviendo en el municipio. 

El coordinador de Manejo de Desastres de Antioquia, capitán René Bolívar, dijo que Arenales, Clavelina y El Progreso son los sectores de la zona urbana que resultaron afectados por el desbordamiento de la quebrada. Dijo que se actualiza el censo con algunas veredas para determinar si hay más familias afectadas. 

Según el reporte del Departamento de Gestión del Riesgo, los municipios de Yondó, Amagá y Titiribí están en alerta roja por probabilidad de deslizamientos en zonas inestables y de alta pendiente.

Quebrada en Titiribí

Por encima de los 20 metros, la quebrada La Amagá en Titiribí -suroeste antioqueño- superó su capacidad máxima de rebose, tras un deslizamiento de 200 metros en la mina Cielo Abierto, informó el Departamento de Gestión del Riesgo.

Sin embargo no hay peligro inminente para las poblaciones cercanas a Titiribí y no es necesario evacuar, según aseguró el coordinador de Manejo de Desastres de Antioquia, capitán René Bolívar, quien insistió que tampoco hay probabilidad de ocurrencia de una avenida torrencial. 

En la zona se instaló el Puesto de Mando Unificado para monitorear constantemente la quebrada y, como mecanismo de prevención, a siete viviendas se les hace una revisión permanente a través del sistema de alertas tempranas.

Mientras tanto otros 64 municipios del departamento están en riesgo por probabilidad de deslizamientos y crecientes súbitas en zonas inestables y de ladera.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.